La necesidad de una nueva parroquia viene dada por el gran crecimiento de la Ciudad hacia esta zona, que hace muy difícil la atención pastoral de los fieles desde la parroquia de San Jorge a la que pertenecen.

Los cultos para atender los fieles de este barrio se venían teniendo en la antigua capilla de Santa Lucía, pero al trasladarla a la Travesía del Monte, pasan a la de Santa Margarita, en la zona del Orzán.

El problema estaba ahí, por eso el Cardenal Martín Herrera decide crear la Parroquia de Santa Lucía el 1 de junio de 1890. A partir de la creación toda la vida parroquial se realiza en la capilla de Santa Lucía de la Travesía del Monte hasta la inauguración de la Iglesia actual.

La primera piedra se colocó el 20 de agosto de 1899 y la Bendición e inauguración el 28 de marzo de 1913.

Poco a poco se fue completando la ornamentación con los distintos retablos; el último y, sin duda, el más valioso fue el del presbiterio, que se hizo en los años 1957-1958.

En 1993, en el aniversario de la colocación de la primera piedra, después de una serie de obras de remodelación, se realizó la Consagración y Dedicación solemne al Señor.

Es de destacar en la Historia de la Parroquia la labor de promoción social y cultural, prueba de ello son la creación de las Escuelas Parroquiales totalmente gratuitas.

Llaman la atención los Vitrales, imitación de los usados en el siglo XIV, por su belleza y policromía.

El retablo del presbiterio está todo él centrado en la Eucaristía, es de una belleza extraordinaria, además de una preciosa catequesis eucarística.

Para más información se puede consultar o adquirir el libro publicado con motivo del centenario de la Parroquia:”PARROQUIA DE SANTA LUCÍA 1898-1998″. CENTENARIO.